APUNTES SOBRE EL CIBER AMOR

Desde que se ha implantado en la vida de las personas la informática, en especial ordenadores portátiles, teléfonos móviles etc., la comunicación global es un hecho. La información fluye de lado a lado del planeta de forma instantánea.
En este auge de las comunicaciones, como es natural y dado que la informática es una herramienta muy potente, ha facilitado que, los ciber delincuentes proliferen escondidos tras un teclado o dispositivo móvil.


Un terreno abonado es las webs donde facilitan las citas amorosas. La primera estafa, viene dada por que en la gran mayoría de los sitios es muy fácil registrarse y muy difícil o imposible darse de baja, esto unido a que cuando clicas en la opción registrar, algunas de estas empresas automáticamente te conecta con tu servidor de telefonía y te carga mensualmente una tarifa que suele rondar un mínimo de 26 euros, a veces incluso no se necesita lo del registro para que esto ocurra.


Una vez inscrito el flamante usuario, rellena su ficha con aficiones, foto etc., y  publica su perfil, es aquí donde entran en juego los depredadores. Las victimas normalmente son hombres solitarios en busca de su media naranja y es ahí donde aparecen mujeres normalmente de gran belleza, que al rato de estar en comunicación con ellas dicen que se han enamorado perdidamente del usuario en cuestión, es la primera fase de la trampa.


Es en ese instante cuando al rato de estar en comunicación con la víctima, comienza a manipular a esta. Pongámonos en la piel de este cibernauta en busca del corazón perdido, y nos daremos cuenta de que habrá bajado las defensas y estará vulnerable, no tendrá en cuenta que, por ejemplo, el perfil de mujer que el ciber delincuente usa son fotografías de excelente calidad, seguramente robadas de internet, y que ahí es donde empieza la fase psicológica. “he visto tu perfil y me he enamorado” “me gustaría viajar pero no tengo medios para hacerlo, envíame dinero y voy a visitarte”, “necesito pagar a un funcionario para que me dé el visado de salida”, son cantinelas ampliamente usadas y que, todavía, dan resultado.


Un grupo de cuatro amigos, hemos vivido y experimentado este fenómeno en varias webs de estas. Nos dimos de alta y dejamos el perfil, al poco empezaron a enviarnos mensajes etc., para casi de inmediato decirnos que “estoy sin trabajo” “he venido a España y debo devolver el dinero del pasaje”, “no tengo para comer, envíame dinero”. Unas veces eran según las localizaciones casi vecinas nuestras, otras veces desde el otro lado del mundo, en una semana que llevamos a cabo la investigación, fue un desfile de sugerencias psicológicas para hacer que enviásemos dinero.

A estas vecinas les decíamos que no enviábamos dinero, sino que se lo daríamos en mano, Obviamente se negaban, aduciendo que, sentían vergüenza etc.
No hay nada más vulnerable que una persona ya de cierta edad, solitaria, que quiere encontrar compañía  y este tipo de relaciones personales y que gozan de una buena reputación y reconocimiento y que como decíamos al principio de la entrada potencian una de las bondades de Internet, el permitir las relaciones personales. Para terminar deciros que existen muchas páginas que potencian precisamente precisan la comunicación de las personas.


Como consejo final y pensando de que el amor es ciego y sordo, debemos extremar las precauciones ya que, como se desprende de lo arriba expresado podemos caer en una de estas redes, que son más frecuentes de lo que parecen